martes, 29 de marzo de 2016

Reflexiones de la contingencia

HIJOS E HIJAS DE LA MEMORIA CHILE

Reflexiones de la contingencia


Por Adriana Goñi Godoy
Lic. Antropología U Chile

El proyecto nace en el año 2007


Me apoyo en la hipótesis de trabajo que postula que el quiebre institucional producido por el golpe de estado de 1973 que instauró una dictadura cívico-militar prolongada y que estructuralmente se prolonga hasta la actualidad , afectó a la sociedad en su conjunto, más allá de la represión, persecución y exterminio, con carácter de genocidio de una generación de hombres y mujeres que apoyaban y defendían un proceso histórico social de cambios y que combatían a la dictadura posteriormente.

Las consecuencias socio-políticas, psicosociales y culturales se extenderán a lo largo de generaciones, como se ha evidenciado, por ejemplo, en el proceso español.

Las situaciones que viven los hombres y mujeres y sus núcleos familiares en el seno de las sociedades que vivieron conflictos sociales traumáticos, en toda época o lugar, son semejantes en su complejidad y reviste gran importancia el estudio comparativo de las distintas situaciones del amplio espectro de las violaciones a los derechos humanos que afectan a quienes son derrotados en estos conflictos, cuyas secuelas son traspasadas a las generaciones que les continúan y que siendo niños, en ocasiones sufrieron cárcel y tortura como forma de presión a sus padres.

En base a estos postulados, iniciamos encuentros, talleres y creamos redes virtuales una iniciativa con el fin de realizar en el segundo semestre académico, en la ciudad de Santiago, Chile, un Encuentro de Hijos de la Memoria, en el cual intentamos reunir miembros de las segundas y terceras generaciones de las personas relacionadas familiarmente con quienes fueron afectados por las distintas violaciones a los derechos humanos a partir del año 1973.

Este Encuentro pretende reunir a aquellos que siendo menores, sus vidas fueron afectadas como consecuencia de la participación de sus familiares en el proceso histórico social durante la Unidad Popular, la dictadura de Pinochet y la etapa post dictadura.

Todas las situaciones represivas están presentes y patentes en los hijos y nietos:

El universo de aquellos que entonces fueron menores, infantes e incluso nonatos y así como aquellos nacidos en casas de tortura, o en prisión, es muy vasto

LA RECOLECCION DE MEMORIA E IDENTIDAD DE LOS HIJOS.

Existe una realidad concreta que permite realizar esta propuesta: todos, como personas y como colectivo, de una forma u otra nos planteamos la Memoria como una meta.

El siglo XXI está signado por el afán, en todo el Cono Sur del continente de re-construir la memoria colectiva de experiencias traumáticas como han lo han sido las acciones genocidas de las dictaduras latinoamericanas experimentadas desde el año 1965 en nuestro continente.

Los estudios de Memoria y los Derechos Humanos son prioritarios en las ciencias sociales y humanas y en el ámbito de la cultura, y estos se entrecruzan y complementan desde las diversas disciplinas en los diferentes países.

La meta última es evidenciar que sucedió en nuestro pasado reciente y postular un enérgico

NUNCA MAS EN CHILE

Los objetivos planteados hasta ahora ,tentativamente, son:

Recopilar relatos y análisis e impresiones subjetivas de los HIJOS, hoy adultos o jóvenes acerca de la perspectiva actual con la que perciben a sus padres y su accionar, y la evolución que estos juicios han experimentado en la subjetividad de los descendientes.

Han transcurrido décadas desde que ocurrieron los sucesos que afectaron a sus grupos familiares, nucleares y extensos, donde no solo fueron afectados los hijos, sino grupos amplios de familiares, en ocasiones dispersos geográficamente e incomunicados por tiempos prolongados. .

Estos hijos e hijas ,que fueron menores afectados décadas atrás hoy son padres y madres, parte de otros núcleos familiares, están de diversos modos transmitiendo su memoria

.En base a estas reflexiones planteamos que es el momento de un ENCUENTRO INTERGENERACIONAL de Rescate y Sistematización n de experiencias.

La historia de acciones conjuntas de los distintos hijos e hijas comienza temprano en la dictadura, y esa Historia de participación, de cuestionamiento, de exigencias necesitamos socializarla, a través de sus relatos.

Después de un lapso de tiempo considerable, que varía de caso en caso, pensamos que ciertos duelos pueden haber sido cerrados, jamás la memoria, y este hecho puede hacerlos conseguir el logro de volcar y compartir y transmitir a su descendencia y a las generaciones por venir, el RELATO BIOGRAFICO DONDE SE ENTRELAZAN GENERACIONES, sus valores, motivaciones y opciones.

,

Metodología

1.- La información y la comunicación de las actividades y los objetivos.

Hasta el momento hemos tomado contacto con jóvenes de rangos de edad entre los 13 y los 45 años

así como con los padres ,hermanos y otros miembros de los grupos familiares , personas que residen en lugares tan culturalmente distintos para nosotros como lo son Israel o Mozambique.

Estos contactos, que superan el centenar de personas, da a este Encuentro una riqueza de manifestaciones culturales y de sentimientos compartidos que en sí mismos justifican la iniciativa en curso.

2.-.Espacios de la Web:

.Espacios de la Web: Correo electrónico, Facebook ,Foros, páginas web personales e individuales, Messenger, blogs, foto blogs, Flickr, Picasa,

donde se evidencia participación amplia de jóvenes.

3.-Contactos personales con Comités, colectivos, agrupaciones, asociaciones, centros de Hijos, Menores, y de agrupaciones diversas de aquellos afectados por las violaciones de derechos humanos del país y del exterior.

Hemos participado en reuniones, jornadas y encuentros en universidades y centros técnicos de educación en sus distintos niveles.

El universo de los Hijos de la Memoria

1.-Situaciones de Exilio y situaciones de Diáspora

Hijos y/o nietos de exiliados en distintos continentes y épocas, nacidos y/ o criados en los países de acogida y que son parte de la Diáspora Política que por diversas razones no retornará a Chile.

2.-Hijos de exiliados retornados a Chile , que por diversos factores deciden permanecer en los países donde crecieron, o "auto-exiliarse" , regresando, ya sea con la familia o como individuos, al país de crianza..

. Son aquellos que vinieron a modo de prueba al país donde nacieron o donde sus padres nacieron, y que les fue imposible una reinserción

Jóvenes que estuvieron inmersos en una sociedad no-capitalista, como lo son los casos de los hijos que permanecieron en hogares en Cuba , Nicaragua, en el ámbito de los países del campo socialista en Europa Oriental, o en Asia (Vietnam), Argelia y Mozambique en África,

Estos menores vivieron experiencias cultural , social y políticamente distintas, específicas y menos conocida en las investigaciones de ciencias sociales de situaciones de exilio o diaspóricas.

En los casos de quienes vivieron situaciones de exilio, se detecta una diversidad cultural y diferentes grados de integración a los países de nacimiento y/o crianza así como a nuestro país , en el caso de los retornados, determinados en gran parte por los factores socio políticos de las sociedades receptoras. y la pertenencia a grupos organizados de sus pares. El continente donde crecieron marca la impronta a los procesos de continuidad y cambio que experimentan estos jóvenes.

Hijos y/o nietos nacidos en el exilio, sin contacto alguno con Chile, con la comunidad de exiliados, sin dominio del idioma español u otros elementos de la cultura latinoamericana. Padre o madre originaria de culturas locales, en grupos familiares biculturales

La pena de extrañamiento conduce a que los hijos vivan situaciones de exilio con características específicas dadas por la imposibilidad de regresar del padre afectado .Estos hijos pueden haber nacido fuera de Chile o haber partido con los padres al iniciarse la pena aflictiva.

En el curso de la recopilación de información que por cerca de dos años hemos llevado a cabo con el proyecto de investigación La Diáspora Política Chilena, se ha evidenciado un importante elemento, cual es la percepción del "sí mismo" (1) de chilenos que no se consideran exiliados, que habiendo llegado en distintas fecha a los países de acogida, se han integrado o no a las comunidades diaspóricas, participando en actividades sociales y políticas relacionadas con Chile, tanto durante la dictadura como en la etapa pos-dictadura. Estos adultos jóvenes que salen sin apoyo de instituciones u organizaciones partidarias, y por lo general no llevan una vida colectiva con las comunidades diaspóricas, tienen presencia regular en el campo de la cultura y la reflexión política, permaneciendo en contacto y colaborando en las acciones de solidaridad en coyunturas bien definidas.

ESTA TIPOLOGIA DE PERSONAS QUE SIENDO MENORES O VIVIAN SU PRIMERA JUVENTUD CUANDO INICIARON SUS BIOGRAFIAS INDEPENDIENTES DE SUS PADRES

HIJOS DE PADRES AUSENTES: DETENIDOS-DESAPAREC IDOS, ASESINADOS, EJECUTADOS POLITICOS; CLANDESTINOS, PRESOS POLITICOS,

Hijos de ex prisioneros políticos de las décadas de los setenta, ochenta y noventa evidencian así mismo características específicas, determinadas por el tiempo de prisión del padre, la madre o ambos; el lugar del encarcelamiento, que puede ser en el país o en países de América Latina u otros.

Los hijos e hijas de personas que fueron detenidas y cuyo paradero se desconoce hasta la fecha, así como de quienes fueron ejecutados ,secuestrados y asesinados, caídos en enfrentamientos, explosionados, y del mismo modo los hijos de militantes que vivieron largos períodos de clandestinidad que imposibilitaban una normal convivencia familiar, son aquellos, a quienes más allá de sus ideologías, credo ,genero o generación, lugar de nacimiento, pertenencia étnica o partidaria, queremos convocar a compartir, desde el espacio virtual y el encuentro personal sus vidas, sus relatos ,sus experiencias.

OTRAS SITUACIONES: EXONERADOS POLITICOS,DISCRIMINACION ,REPERCUSIONES PSICOLOGICAS Y PSICOSOCIALES.

Nuestro planteamiento está basado en la hipótesis de trabajo que postula que el quiebre institucional producido por el golpe de estado de 1973 que instauró una dictadura cívico-militar prolongada y que estructuralmente se prolonga hasta la actualidad, afectó a la sociedad en su conjunto, más allá

de la represión, persecución y eliminación de una generación de hombres y mujeres que apoyaban y defendían un proceso histórico social de cambios o que combatían a la dictadura posteriormente.

Los hijos e hijas de personas que fueron detenidas y cuyo paradero se desconoce hasta la fecha, así como de quienes fueron ejecutados, y del mismo modo los hijos de militantes que vivieron largos períodos de clandestinidad que imposibilitaban una normal convivencia familiar, son aquellos, a quienes más allá de sus ideologías, credo, genero o generación, lugar de nacimiento, pertenencia étnica o partidaria, queremos convocar.

Esperamos que este llamado tenga un amplio eco y se esparza como flores en el viento….

Adriana Goñi Godoy

Lic. Antropología U.Chile

@antropomemoria
Whatsapp + 569 87981548
skype adriana.goni.godoy1
adrianagoni@outlook.com



viernes, 25 de septiembre de 2015

Todo acerca de mi torturador. ROMO

Romo: la banalidad del mal

http://www.dilemas.cl/art2/memoria/2126-romo-la-banalidad-del-mal.html




“Donde todos son culpables, nadie lo es; 
confesiones de culpabilidad colectiva son la mejor protección posible 
contra el descubrimiento de los culpables y la propia magnitud de la delincuencia 
la mejor excusa para no hacer nada “
(Hanna Arendt)
Osvaldo Enrique Romo Mena, nació un 20 de abril de 1938, en un hogar sencillo conformado por sus padres Luis Romo e Inés Mena. De su infancia no se sabe mucho seguramente vivió estrechez económica, necesidades y carencias afectivas.
Su figura alta y maciza, era familiar en los campamentos poblacionales controlados por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), como Vietnam Heroico, Nueva La Habana y Lulo Pinochet entre otros.
Famoso como el Comandante Raúl, se destacó como un intransigente dirigente poblacional durante el gobierno de Salvador Allende Gossens. Militaba en la Unión Socialista Popular (USOPO), partido de que no formaba parte de la Unidad Popular, aun cuando había cercanía en sus posiciones.
Romo Mena, se fue ganando la confianza, la amistad de los vecinos y sus compañeros de militancia a tal nivel, que hacia 1973, fue inscrito por su partido a las elecciones parlamentarias de marzo de ese año como candidato a Diputado, por el distrito de Llanquihue y Puerto Varas. El resultado: Romo Mena obtuvo solamente 92 votos.
Unos meses más tarde, tras el 11 de septiembre de 1973,  se convertiría en un personaje fundamental de la represión dictatorial en la década de los años 70. Apareció en el campamento Lulo Pinochet, vestido de suboficial, identificando a militantes de izquierda: el otrora Comandante Raúl se transformaría en el Guatón Romo, figura macabra, tenebrosa, solapada y temida entre los detenidos.
Detenido por efectivos de Investigaciones y con algunos trabajos esporádicos de seguridad en Madeco, fue la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) quien lo reclutó en mayo de 1974 para las filas de la brigada Halcón convirtiéndolo en delator, interrogador, torturador y verdugo. Dificultosamente el “ciudadano” Romo Mena habría llegado ahí de no haber sido un sujeto rastrero y funcional. Algunas versiones, no obstante, lo tachan como agente encubierto de las fuerzas militares desde mucho antes del golpe, ese es uno de los tantos misterios por resolver.
"Salvaje", “sádico” y "cruel" son sólo algunos de los calificativos que reiteran las víctimas cuando describen a Osvaldo Romo Mena, o mejor dicho, el Guatón Romo, responsable de desapariciones y torturas. En declaraciones judiciales reconoce que detuvo a  decenas de militantes del MIR, integrando el mencionado grupo Halcón de la DINA.
Pero qué clase de persona, que clase de ser humano es capaz de sobrepasar y romper todos los límites posibles conocidos en la historia de la humanidad.
¿Qué relación existía entre el sujeto y el agente miserable? ¿Alcanza el contexto a convertir a un sujeto normal en una bestia humana? ¿Cuánta debilidad, cuánto de psicopatía? Seguramente estas preguntas y muchas más se habrá realizado  Hannah Arendt a propósito de Eichmann y que también pueden hacerse a propósito de  Astiz, Romo, Krassnoff y tantos otros.
Para Arendt, el teniente coronel Otto Adolf Eichmann no presentaba rasgos de una personalidad retorcida y/o enferma. Actuó estrictamente por deseo de ascender en su carrera profesional y sus actos fueron resultado del cumplimiento de órdenes de superiores. Para Eichmann, todo era realizado con celo y eficiencia, y no había en él un sentimiento de «bien» o «mal». De hecho en el juicio no mostró ni culpa ni odio, alegando que él no tenía ninguna responsabilidad porque estaba simplemente "haciendo su trabajo". Él cumplió con su deber, no sólo obedeció las órdenes, que también obedeció a la ley.
Similares palabras son las declaraciones de Alfredo Astiz (el ángel rubio), oficial argentino de los grupos de tareas, “Yo nunca torturé. No me correspondía. ¿Si hubiera torturado si me hubieran mandado? Sí, claro que sí. Yo digo que a mí la Armada me enseñó a destruir. No me enseñaron a construir, me enseñaron a destruir. Sé poner minas y bombas, sé infiltrarme, sé desarmar una organización, sé matar. Todo eso lo sé hacer bien. Yo digo siempre: soy bruto, pero tuve un solo acto de lucidez en mi vida, que fue meterme en la Armada. Yo a los montoneros los respeto, eran el enemigo”. Y prosigue “al único que no respeto es a Firmenich, el único odio en serio que tengo en la vida es Firmenich. Se me escapó por cinco minutos. Fue una de las veces que volví llorando de un operativo. Lo teníamos ahí, y si lo agarrábamos los hacíamos mierda. Y cuando llegamos a la casa se había ido hacía cinco minutos. Después dicen que estaba arreglado con nosotros. Te juro que yo tenía orden de reventarlo si lo agarraba”.
Para Romo Mena y su relación con los desaparecidos, expresa lo siguiente “están desaparecidos en Chile mucha gente; pero desaparecidos, yo nunca he visto un desaparecido; yo anduve en todo el mundo después del, después que salí de la DINA, yo fui pal África, estuve en Alemania, estuve en varios países y nunca vi un desaparecido”. Agrega que solamente “era un perno de una máquina. Claro yo fui una parte de la máquina. Pero yo no fui el de la máquina toda. Yo no fui el engranaje de la máquina”.
Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócrata, un operario dentro de un sistema basado en los actos de exterminio. Al revisar y cotejar estos testimonios claramente queda claro, que ninguno asume una responsabilidad individual, es más aluden a algo colectivo que no queda de todo claro. Seguro que es el Estado y todo su poder disciplinante.
Tres testimonios, tres historias, tres momentos históricos diferentes. A partir de lo anterior es dable rescatar el concepto de Arendt, la «banalidad del mal» para expresar que algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar sobre sus actos. No se preocupan por los efectos de sus actos, sólo los mueve el deber y las órdenes.
El resultado de estas historias para la humanidad han tenido diferentes resultados, Eichmann fue ahorcado en 1962 luego del juicio realizado en Israel por Crímenes de Lesa Humanidad; Astiz cumple prisión perpetua por Crímenes de Lesa Humanidad; Romo Mena falleció en el año 2007, cumpliendo prisión por sólo algunas causas de derechos humanos.
De hecho en Chile, existe una cifra cercana a las 1000 personas procesadas por delitos contra los Derechos Humanos pero sólo 60 aproximadamente cumple pena efectiva. En cambio, en Argentina existe una cifra cercana a 600 personas condenadas por Crímenes por Lesa Humanidad. A lo que hay que agregar, entre otras medidas, el desmonte de las fotografías de generales en las escuelas matrices por estar involucrados en los procesos de guerra sucia.
Qué falta para cortar la banalidad del mal en nuestro país. No cabe duda que el Estado asuma la voluntad ética y política de romper desde el mismo Estado los pactos de silencio–cómplice; restaurar las reparaciones integrales a los presos políticos; erigir monumentos que recuerden los lugares de la memoria; diseñar mallas y planes curriculares para educar en derechos humanos desde la educación básica hasta las escuelas matrices de la defensa nacional; abrir todos los archivos sin excepción, que se conozca y se sepa esa historia, que es nuestra historia y esa memoria, instaurando una memoria no museológica sino una memoria de construcción democrática, popular y participativa.
Qué queda de la memoria de Romo Mena, unas cajas conteniendo cuadernos, hojas sueltas escritas a manos seguramente con faltas de ortografía, con rayones que fueron escritas durante su estadía de siete años en el Penal Punta Peuco.
Osvaldo Enrique Romo Mena, el comandante Raúl, el Guatón Romo, escribe a mano, "a mis amables lectores, debo de dar inicio a este escrito con bastante cariño y devoción (...) Hoy yo llego a empañar los cristales de mi lente, que son los que ayudan mi visión, esto es porque llego a las lagrimas, de un hombre duro, pero que tengo a pesar de que me las quiera dar de lo que muchos me dijeron de mi que era duro pero hoy me pongo en posición de poder yo recordar".
“La Debilidad perdona, la Verdad no; 
el odio al mal es un deber… 
Cuando todos perdonan, yo acuso, 
cuando todos absuelven, yo denuncio;
 yo no perdono el Crimen”
(José Vargas Vila)
Andrés Vera Quiroz
Julio 2015


Para mayor información leer 

viernes, 17 de octubre de 2014

En el Cementerio no están los Desaparecidos . Cristian Cottet,2011

En el Cementerio no están los Desaparecidos

Por Cristian Cottet
       …y ahora voy a morir, sin nada más, con tierra
         sobre mi cuerpo, destinado a ser tierra.
                                               Pablo Neruda
                                               Canto General


La muerte es un asunto que va del desastre a la resignación, del llanto a la ritualidad, del espanto a la paz. La muerte nos gobierna, de a rato queremos no verle, esconder el rostro, pasar por su lado silbando sin que ella nos vea, pero es inevitable. Está ahí con sus pompas fúnebres, con sus velorios, sus cementerios, sus negociados. Creo que no existe cultura donde la muerte pase inadvertida. Todas se las arreglan para definir una forma de desprenderse de la materialidad que es el cuerpo. Unos le incineran, otros le lanzan a un río o al mar, otros los embalsaman, otros le entierran en un espacio que definen para esos menesteres. Para nosotros los chilenos el cementerio es el espacio más recurrido donde dejar “los restos” de nuestros seres queridos.

La antropóloga argentina Laura Panizo, propone cierta matriz de “atención” a la muerte. Para ella el duelo y el luto son dos fenómenos que se complementan y explican mutuamente dentro del ritual de la muerte. Mientras el duelo son prácticas privadas, materiales, simbólicas y mentales de los sobrevivientes, el luto serían los procedimientos colectivos que permiten el reingreso de los deudos a la comunidad de los vivientes. El duelo refiere a la capacidad de cada uno de los vivientes para reubicarse y reintegrarse en la comunidad que contuvo al no viviente, es un ejercicio fundamentalmente privado. El luto, en cambio, es un rito colectivo donde se despliegan diferentas prácticas que permitan volver al precario equilibrio social desde donde se sale y se debe retornar.

Como ritualidad, el luto obliga avanzar desde la separación (lo preliminal), estacionarse en la transición (lo liminal) y terminal en el reingreso (lo posliminal). Realizar a cabalidad esta “pascua” permite un reingreso en paz y así construir el duelo. Para alcanzar esto es necesario que se cumplan, por lo menos, dos condiciones: primero, que la ritualidad se materialice en todas sus formas y etapas, y segundo, que el cuerpo del que ha partido participe desde la separación al reingreso en la forma de una nueva instalación simbólica. Como dije al comienzo, la muerte es un asunto que va del desastre a la resignación.

Cuando el cuerpo no está, queda suspendido el rito en la liminalidad y el duelo se transforma en un permanente e infinito suspenso, donde los deudos deben construir otras estrategias de sobrevida, que estarán cargadas de incertidumbre y desamparo. En ese caso, que es el de los chilenos “detenidos desaparecidos”, no hay velorio, no existe ataúd ni cementerio, que es el territorio destinado al depósito de los cuerpos. La “animita” es una de las muchas formas que toma este ejercicio de muerte sin un cuerpo que resguardar.

En la Región Metropolitana de Chile se han instalado casi tres centenares de memoriales en recuerdo de los chilenos ejecutados y desaparecidos por la dictadura militar. Estos eventos van desde animitas, placas, esculturas, panteones y memoriales. Detrás de cada uno existe una comunidad que se organiza tanto para su construcción como para su mantenimiento. Casi la generalidad está referida a personas muertas y sepultadas, agreguemos a esto que el Estado mantiene un Programa de ayuda financiera para esos efectos.

El año 1993 se concretó la construcción del Memorial de los Detenidos Desaparecidos y Ejecutados instalado en el Cementerio General de Santiago, me refiero al monumento que recuerda y homenajea a todos los detenidos desaparecidos de Chile. En los bordes de este monumento se construyeron dos panteones, donde sepultan aquellos cuerpos recuperados de la desaparición.

En el marco de lo dicho hasta ahora, cabe preguntarse: ¿Qué hace este memorial en un cementerio si los nombrados técnicamente no están muertos sino secuestrados? ¿Acaso, con esta instalación, se pretendió “dar por muerto” simbólicamente a los miles de desaparecidos? ¿Se pretendía poner fin al ¿Dónde están?

Una tarea urgente, en medio de tanta premura y reivindicación no cumplida, es terminar con esa ambigüedad de visitar a nuestras(os) hermanas(os) secuestrados, en el lugar donde dejamos los muertos. Ellos no están muertos mientras no tengamos sus cuerpos y podamos concluir el rito que permita reingresar a esta sociedad a los miles de familiares que esperan. Es responsabilidad nuestra también el obligar al Estado a que se instale en algún espacio público y de libre acceso un verdadero Memorial y no una cripta gigante en un cementerio. No se resolverá con esto la monumental tarea de encontrar los cuerpos, pero no cabe duda que ayudará a poner las cosas en su lugar, cuestión que tanta falta hace en nuestro querido país.

Diciembre de 2011

Los acusadores de Pinochet. Reflexión diez años después.Andrés Palma,2008

(118) Reflexión diez años después.





Reflexión diez años después.

El
9 de abril de 1998 fue día jueves y correspondió a la Semana Santa en
la celebración del calendario católico que se sigue en Chile. Ese Jueves
Santo de 1998 la atención de Chile estaba centrada en la Sala de la
Cámara de Diputados, en Valparaíso, donde se votaba la Acusación
Constitucional al General Augusto Pinochet.

Fue un
día tenso para todos los que sentíamos que algo pasaría en nuestras
vidas y en las vidas de los chilenos según lo que allí aconteciera.
Algunos inclusive teníamos la impresión que ese día sería un día
histórico para nuestro país. Diez años después casi nadie lo recuerda.




Cuando decidimos acusar constitucionalmente a Pinochet, lo
hicimos seguros que era un acto simbólico, pero sabedores que los actos
simbólicos, como las liturgias, dan sentido a las cosas, y que las
formas o el cómo son lo que da sentido a las vidas. Digo simbólico por
dos razones. La primera era que la Acusación sería derrotada en el
Senado en el que los partidarios incondicionales de Pinochet eran
mayoría dada la presencia de los senadores designados y de la derecha.
La segunda porque constituía la única oportunidad, sabedores de antemano
del resultado final de dicho proceso, de someter a Pinochet a un
proceso en el que se le juzgara políticamente de forma institucional por
actores democráticos o representantes populares.

La
preparación de la Acusación no fue fácil. Por una parte, desde el punto
de vista formal, las limitantes legales obligaban a juzgarlo por su
desempeño desde el 11 de marzo de 1990, lo que excluía un juicio por su
dictadura y sus violaciones a los derechos humanos y a la
institucionalidad. Por otra parte, desde el Gobierno y desde la
conducción de la Democracia Cristiana se cuestionaba tanto el derecho de
los Diputados a presentar la Acusación como la legitimidad política de
la misma. Sin embargo hubo muchas personas, incluidas importantes
autoridades en materia constitucional, que colaboraron en la preparación
jurídica de la presentación, en tanto que el debate en la Democracia
Cristiana se zanjó con una resolución del Consejo Nacional que
estableció que los Diputados tenían libertad para una presentación de
este tipo, derrotando la posición del Gobierno y de la Directiva.


Todas las dificultades se superaron con la decisión de
avanzar en un acto que consideramos digno. Éramos representantes de la
ciudadanía y teníamos derecho, y creíamos que fundamentos legales y
políticos, a someter a Pinochet a un juicio político o constitucional.
Era nuestra responsabilidad que no fuera la historia la que juzgara a
quien había mancillado de forma tan grave nuestra historia, sino los
representantes de la ciudadanía. Sentimos que en juego estaba la
dignidad de los representantes ciudadanos.

Por cierto
el resultado no fue el que esperábamos. Los representantes de la
ciudadanía rechazaron la Acusación constituyendo una mayoría que me
resulta inexplicable aún hoy, y más hoy después de tantas verdades que
se supieron con posterioridad.



Después vino
otra historia, y lo que esperábamos fuera un acto trascendental, quedó
en el olvido de los medios, pero no de las personas. En las personas
quedó grabado con distintos sabores, para unos fue una fiesta, para
otros una pena, para Manuel Bustos fue una traición de algunos. Tal vez
un día los medios recuperen este gesto de dignidad, el único que
representantes democráticos emprendieron para realizar un juicio
político sobre el General Pinochet, y se escriba algo de la historia de
las personas en relación a ese día. Pero la historia oficial fue por
otros rumbos.

Yo tengo una interpretación de esa otra
historia. Por una parte no convenía que los gestos de dignidad se
multiplicaran, pero por otra, la soberbia derrotó a Pinochet. Si los
representantes democráticos, incluidos algunos a los que él mismo había
afectado con sus comportamientos, le liberaban de responsabilidades
políticas e institucionales por su desempeño en esos años, entonces era
que por fin se le comprendía, era libre y podía hacer lo que le
placiera. Por eso viajó a Londres a buscar un dinero mal habido y quiso
ir de visita a Paris… lo que siguió quedó en la historia del fin del
siglo.



Los Jueves Santo del calendario
católico tienen un contenido ambiguo. Por una parte se celebra la
institución del sacerdocio ministerial y de la Eucaristía, que a los
creyentes nos mantiene en la Vida; y por otra se conmemora la
transfiguración de Jesús en el monte y luego su detención y traición por
quienes más Él quería.

El 9 de abril de 1998 fue, para muchos, una verdadera liturgia de Jueves Santo.

<foto 1>



  • Claudio Montalva Avendaño Ese
    día lo tengo grabado en la memoria, recuerdo que junto a un grupo de
    camaradas de la JDC de la Comuna de Talca, nos tomamos la sede del
    Partido en señal de protesta de lo que estaba ocurriendo, y pusimos un
    listado con los nombres de todos los que
    habían
    votado en contra de la acusación o de quienes se abtuvieron, colgamos
    las fotos de los camaradas "traidores" y pasamos todo el fín de semana
    en la sede, con misas, reuniones, debates, discusiones ideológicas y un
    poco de ping pong, para palear el frío.


    Han
    pasado diez años, y aunque nadie recuerde lo que pasó y no se haga
    ningún reportaje al respecto, los que estuvimos presentes, en las más
    diversas situaciones, unos en el Parlemento, otros en sus casas mirando
    la televisión, el gran grupo que estuvo en Alameda 1460 y los que
    estuvimos en Regiones, no lo olvidamos.


    Gracias Andrés por mantenernos fresca la memoria.

    Mauricio Carvajal Blemith Estimado
    Andres: recuerdo perfectamente este episodio, que tu y otros pocos (muy
    pocos) DC enarbolaron con valor, con sentido politico e historico el
    que una vez mas le falto completamente a tu partido (que hasta esa fecha
    tambien era el mio).....

    Milena Bravo T siempre recuerdo esa hazaña.
    también
    la decepción que sentí cuando el presidente del PDC de aquel entonces,
    se hizo el leso y la diputada de esta provincia de aquel entonces dijo
    no.

    a Pinochet se le criticó, acusó, se lo procesó, pero; jamás se lo con
    denó.
    Ahora
    hay que echarle p'a delante, otros son los desafíos, y desearía una
    nueva alianza, concertación, lo que sea, y dejar fuera a viejos
    retrógrados, dinosaurios de la política, sobervios ineficientes.

    No hace falta decir nombres.
    GrACIAS
    A ndrés por esa parte bonita de la historia, por tu lucha, por las
    flores que repartías, por tus idas y venidas de la cárcel.

    Fueron, después de todo, hermosos tiempos donde se soñaba y como no teníamos nada lo queríamos todo.
    CON AFECTO
    Milena Bravo T.
    de Iquique - Chile




viernes, 25 de abril de 2014

.El proyecto HIJXS DE LA MEMORIA CHILE, Etapa Final. Cerrando un círculo para abrir muchos otros..



Documento - Etapa Final. Cerrando un círculo para abrir muchos otros...

todosloshijxs@gruposyahoo.com


feb 16

El proyecto HIJXS DE LA MEMORIA CHILE, ha alcanzado la etapa FINAL de este prolongado camino recorrido en conjunto, tanto en el espacio virtual como en las múltiples actividades OFF LINE que nos han encontrado defendiendo los DD HH. y la Memoria, en una senda inter y multi generacional, construyendo la memoria nuestra.
Ahora es tiempo de visibilizar la presencia en nuestra sociedad de este sujeto social que son los descendientes, familiares y sobrevivientes de aquella generaci
ón que a partir de los años setenta dio una lucha por la Verdad y Justicia, demostrando con sus logros en todos los ámbitos donde está inserta, que no fue derrotada.
La generaci
ón de los HIJXS DE LA MEMORIA CHILE, constructores y creadores, de obras y de ideas, en todos los campos de las artes, las letras, en la academia, en el ejercicio de sus profesiones y oficios, en cada actividad personal y social en que se ha emprendido.
Iniciamos la publicaci
ón de estos resultados en un libro que verá la luz en 2014, como trabajo colectivo de todos quienes quieran sumarse con sus trabajos, en todos los formatos que la tecnología nos permite hoy.
Les ruego a todos visitar http://hijosehijasdelamemoria.blogspot.com/   para materializar cuanto nos hemos propuesto entregar COMO TESTIMONIO DE VIDA.
El trabajo y compromiso de todo este amplio e invisibilizado sector de la sociedad permitir
á reconstruir la fragmentada identidad a un sector hasta hoy sin voz en nuestra sociedad.

Hipótesis de Trabajo


Me apoyo en la hipótesis de trabajo que postula que el quiebre institucional producido por el golpe de estado de 1973 que instauró una dictadura cívico-militar prolongada y que estructuralmente se prolonga hasta la actualidad , afectó a la sociedad en su conjunto, más allá de la represión, persecución y exterminio, con carácter de genocidio de una generación de hombres y mujeres que apoyaban y defendían un proceso histórico social de cambios y que  posteriormente combatió a la  dictadura 
Es la historia y la memoria nuestra. Otros hombres y mujeres tendrán la tarea de escribir sus propias historias y memorias.
Las consecuencias socio-políticas y antropológicas se extenderán a lo largo de generaciones, como se ha evidenciado en otroas sociedades que vivieron conflictos similares en todos los continentes.
Las situaciones que viven los hombres y mujeres y sus núcleos familiares en el seno de las sociedades que vivieron conflictos sociales traumáticos, en toda época o lugar, son semejantes en su complejidad y reviste gran importancia el estudio comparativo de las distintas situaciones del amplio aspectro de las violaciones a los los derechos humanos que afectan a quienes son derrotados en estos conflictos, cuyas secuelas son traspasadas a las generaciones que les continúan y que siendo niños, en ocasiones sufrieron violación, carcel y tortura como forma de presión a sus padres.
En base a estos postulados, es que estamos desarrollamos desde 2006  una investigación-acción  con de miembros de las segundas y terceras generaciones, padres, hijos y posteriormente nietos, y de las personas relacionadas familiarmente con quienes fueron afectados por las distintas violaciones a los derechos humanos a partir del año 1973.
Esta investigación-acción, multidisciplinaria e inertergeneracional  realizada por medio de la metodología de la etnografía digital, en el marco de la antropología virtual- lo que nos ha permitido una presencia permanente e istantánea en todos los espacios de la cibersociedad habitados por estas generaciones, formando nosotros, investigadores,parte de estos colectivos y sitios personales en la Web ,espejo de las actividades y organizaciones espejo en la realidad cara-a-cara off line .
Reunimos en las redes sociales usadas por nuestros hijos,hijas y nietos y por nuestra generación, aquella de los coetáneos que fuimos militantes o simpatizantes veinteañeros en los años setenta y ochenta de los movimientos y partidos que apoyaron a la Unidad Popular y luego resistimos desde distintas trincheras en un combate desigual a las fuerzas exterminadoras de la dictadura de Pinochet.
Somos los padres y las madres, los y las abuelas , los y las compañeros y compañeras, los camaradas sobrevivientes, los testigos de época, los que tenemos la memoria urgente y vigente y que tenemos la consciencia de que estamos extinguiendonos como generación- por años, por secuelas,por enfermedades agudas y crónicas que arrebatan vidas semana a semana.
Somos testimonio de lo que se hizo bien y tambien de aquellos tantos errores que  nuestra temprana edad,falta de experiencia ante una represión no imaginada en todo su horror, opciones erradas y compromiso total de entonces que redundaron en daño para nuestros descendientes en una espiral que aún no termina.
Los que deben juzggarnos en este siglo XX, son esos un día nuestros niños  que experimentaron todas las gamas del terror; sus cuerpos violados, torturados,encarcelados,exiliados,clandestinos y su niñez perdida, apropiada, sus identidades a medio construir.La ausencia del padre o madre , el país imaginario que les transmitimos en el exilio y la diápora que ya nunca conocerán,
los dolorosos y a menudo frustados retornos a la tierra de nadie, vidas sin pares, vidas sin palabras que compartir.
 Aquellos que siendo menores, sus vidas fueron afectadas como consecuencia de la participación de sus familiares en el proceso histórico social durante la Unidad Popular, la dictadura de Pinochet y la extensa etapa de la post dictadura.
Todas las situaciones represivas están presentes y patentes en los hijos y nietos:
El universo de aquellos que entonces fueron menores,infantes  e incluso nonatos y así como aquellos  nacidos en casas de tortura,o en prisión, está más allá de estadísticas del Estado o de las ONG.

Este invisible segmento de nuestra sociedad, este sujeto social aún amorfo, aún latente como tal porque en nuestro país no han sido  agente de cambio social,  excepto en contadas  ocasiones cuando la coyuntura política los catapultó a los medios.

Lo que se produjo el año 2003, cuando despertó la memoria de Chile, la Huelga de Hambre  "Luciano Carrasco" a la que dedicaremos un capítulo especial, dio presencia legitimada a los hijos e hijas de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos en el conjunto de la sociedad. Posterior a este hito en la historia de los hijos e hijas no se han dado formas colectivas de organización más allá de las agrupaciones vinculadas por lazos de afecto y pertenencia , en actividades de denuncia, de orden judicial, conmemorativas, funas, causas de orden general o de defensa de derechos humanos,políticas , artísticas, académicas, sociales,culturales,familiares y como parte  de organizaciones de familiares.


 RECOLECCION DE MANIFESTACIONES DE MEMORIA E IDENTIDAD DE LOS HIJOS.
Existe una realidad concreta que permite realizar esta propuesta: todos, como personas y como colectivo, de una forma u otra nos planteamos la Memoria como una meta.
El siglo XXI está signado por el afán, en todo el Cono Sur del continente de re-construír la memoria colectiva de experiencias traumáticas como han lo han sido las acciones genocidas de las dictaduras latinoamericanas experimentadas desde el año 1965 en nuestro continente.
Los estudios de Memoria y los Derechos Humanos son prioritarios en las ciencias sociales y humanas y en el ámbito de la cultura, y estos se entrecruzan y complementan desde las diversas diciplinas en los diferentes países.
La meta última es evidenciar que sucedió en nuestro pasado reciente , quienes eran la generación de los padres, el ideario que los motivó a entregar sus vidas y  sus muertes,más allá de militancias o acciones específicas.
  Quienes fueron y son estos hombres y mujeres, los jóvenes de la última mitad del siglo XX, portadores de  paradigmas instalados socialmente en el Continente Latinoamericano, cuando revoluciones triunfantes, guerrillas, Concilios,adelantos científicos  y técnicos, cambios sociales y culturales conformaron una era que terminó en  el genocidio de esta generación.

Los objetivos planteados hasta ahora ,tentativamente, son:
a) Recopilar on line y off line las manifestaciones públicas y privadas que expresen la relación de estos hijos con los procesos siempre dinámicos en torno a la memoria de sus padres, a la defensa de los derechos humanos, las  impresiones subjetivas de los HIJOS, hoy adultos jóvenes, acerca de la perspectiva  con la que perciben a sus padres y su accionar, y la evolución que estos juicios han experimentado en el tiempo, de modo de tener indicios tentativos que nos digan acerca del daño transgeneracional posible de detectar en la subjetividad de los descendientes.
Han transcurrido décadas desde que ocurrieron los sucesos que afectaron a sus grupos familiares, nucleares y extensos, donde no solo fueron afectados los hijos, sino grupos amplios de familiares, en ocasiones dispersos geográficamente e incomunicados por tiempos prolongados..
 Estos hijos e hijas ,que fueron menores afectados decadas atras hoy son padres y madres,  parte de otros núcleos familiares, y estan de diversos modos transmitiendo su memoria.
De qué modo es transmitida su experiencia de vida? En que momento lo hacen a sus propios hijos? Cómo se ha desarrollado la relación con sus padres sobrevivientes ? Y con los padres y madres sustitutos- padrastros, madrastas, figuras paterna o materna, hermanos y hermanas de las nuevas relaciones de sus progenitores sobrevivientes? Sus relciones y experiencias escolares y académicas? Sus experiencias laborales, las causas que apoyan, sus relaciones de pareja y la construcción de famiia?
En base a estas reflexiones y propósitos, que no pueden darse más que colectivamente con y entre las distintas generaciones, es que planteamos que es el momento de un ENCUENTRO INTERGENERACIONAL de Rescate y sistematización de experiencias, que conduzca a la visibilización de nuestros hijos y nietos como el sujeto social que de hecho conforman, y de este modo crear conciencia de la urgente necesidad de una memoria combatiente que conduzca a la articulación de acciones y reflexiones y sujetos que reinvindiquen tanto la permanente Batalla por la Memoria y la dignidad de los combatientes de ayer y de hoy estigmatizados por la Historia Oficial.
La historia de acciones conjuntas de los distintos hijos e hijas comienza temprano en la dictadura, y esa Historia de participación, de cuestionamiento, de exigencias necesitamos socializarla, a traves de sus relatos y de sus creaciones.
Después de un lapso de tiempo considerable, que varía de caso en caso, pensamos que ciertos duelos pueden haber cristalizado lo sufiente, como para tener una perspectiva acerca de qué es la memoria y porqué es un imperativo nacional   la construcción de esta memoria desde ellos, alternativa a la memoria petrificada instalada desde los vencedores.y este hecho puede hacerlos conseguir el logro de volcar y compartir y transmitir a su descendencia y a las generaciones por venir, el RELATO BIOGRAFICO DONDE SE ENTRELACEN  LAS VIDAS Y MUERTES DE LAS GENERACIONES QUE HOY CONVIVEN EN EL PAÍS, sus valores, motivaciones y opciones de vida como habitantes de un país profundamente dividido ante el cual hay que tomar posición
,
Metodología
1.- La información y la comunicación de las actividades y los objetivos.
Hasta el momento hemos tomado contacto con jóvenes de rangos de edad entre los 13 y los 45 años
así como con los padres ,hermanos y otros miembros de los grupos familiares , personas que residen en lugares tan culturalmente distintos para nosotros como lo son Israel o Mozambique.
Estos contactos, que superan el centenar de personas, da a este Encuentro una riqueza de manifestaciones culturales y de sentimientos compartidos que en sí mismos justifican la iniciativa en curso.
2.-.Espacios de la Web:
.Espacios de la Web: Correo electrónico, Facebook ,Foros, páginas web personales e individuales, Messenger, blogs, fotoblogs, Flickr, Picasa,
donde se evidencia participación amplia de jóvenes.
3.-Contactos personales con Comités, colectivos, agrupaciones, asociaciones, centros de Hijos, Menores, y de agrupaciones diversas de aquellos afectados por las violaciones de derechos humanos del país y del exterior.
Hemos participado en reuniones ,jornadas y encuentros en universidades y centros técnicos de educación en sus distintos niveles.
El universo de los Hijos de la Memoria
1.-Situaciones de Exilio y situaciones de Diáspora
Hijos y/o nietos de exiliados en distintos continentes y épocas, nacidos y/ o criados en los países de acogida y que son parte de la Diáspora Política que por diversas razones no retornará a Chile.
2.-Hijos de exiliados retornados a Chile , que por diversos factores deciden permanecer en los países donde crecieron, o “auto-exiliarse”, regresando, ya sea con la familia o como individuos, al país de crianza..
. Son aquellos que vinieron a modo de prueba al país donde nacieron o donde sus padres nacieron, y que les fue imposible una reinserción
Jóvenes que estuvieron inmersos en una sociedad no-capitalista, como lo son los casos de los hijos que permanecieron en hogares en Cuba , Nicaragua, en el ámbito de los países del campo socialista en Europa Oriental, o en Asia (Vietnam), Argelia y Mozambique en África,
Estos menores vivieron experiencias cultural , social y políticamente distintas, específicas y menos conocida en las investigaciones de ciencias sociales de situaciones de exilio o diasporicas.
En los casos de quienes vivieron situaciones de exilio, se detecta una diversidad cultural y diferentes grados de integración a los países de nacimiento y/o crianza así como a nuestro país , en el caso de los retornados, determinados en gran parte por los factores socio políticos de las sociedades receptoras. y la pertenencia a grupos organizados de sus pares. El continente donde crecieron marca la impronta a los procesos de continuidad y cambio que experimentan estos jóvenes.
Hijos y/o nietos nacidos en el exilio, sin contacto alguno con Chile, con la comunidad de exiliados ,sin dominio del idioma español u otros elementos de la cultura latinoamericana. Padre o madre originaria de culturas locales, en grupos familiares biculturales
La pena de extrañamiento conduce a que los hijos vivan situaciones de exilio con características específicas dadas por la imposibilidad de regresar del padre afectado .Estos hijos pueden haber nacido fuera de Chile o haber partido con los padres al iniciarse la pena aflictiva.
En el curso de la recopilación de información que por cerca de dos años hemos llevado a cabo con el proyecto de investigación La Diáspora Política Chilena, se ha evidenciado un importante elemento, cual es la percepción del “sí mismo” (1) de chilenos que no se consideran exiliados, que habiendo llegado en distintas fecha a los países de acogida, se han integrado o no a las comunidades diaspóricas, participando en actividades sociales y políticas relacionadas con Chile, tanto durante la dictadura como en la etapa pos-dictadura. Estos adultos jóvenes que salen sin apoyo de instituciones u organizaciones partidarias, y por lo general no llevan una vida colectiva con las comunidades diasporicas, tienen presencia regular en el campo de la cultura y la reflexión política, permaneciendo en contacto y colaborando en las acciones de solidaridad en coyunturas bien definidas.
ESTA TIPOLOGIA DE PERSONAS QUE SIENDO MENORES O VIVIAN SU PRIMERA JUVENTUD CUANDO INICIARON SUS BIOGRAFIAS INDEPENDIENTES DE SUS PADRES
HIJOS DE PADRES AUSENTES: DETENIDOS-DESAPARECIDOS, ASESINADOS, EJECUTADOS POLITICOS; CLANDESTINOS, PRESOS POLITICOS,
Hijos de ex prisioneros políticos de las décadas de los setenta, ochenta y noventa evidencian así mismo características específicas, determinadas por el tiempo de prisión del padre, la madre o ambos; el lugar del encarcelamiento, que puede ser en el país o en países de América Latina u otros.
Los hijos e hijas de personas que fueron detenidas y cuyo paradero se desconoce hasta la fecha, así como de quienes fueron ejecutados ,secuestrados y asesinados, caídos en enfrentamientos, explosionados, y del mismo modo los hijos de militantes que vivieron largos períodos de clandestinidad que imposibilitaban una normal convivencia familiar, son aquellos, a quienes más allá de sus ideologías, credo ,genero o generación, lugar de nacimiento, pertenencia étnica o partidaria, queremos convocar a compartir, desde el espacio virtual y el encuentro personal sus vidas, sus relatos ,sus experiencias.
OTRAS SITUACIONES: EXONERADOS POLITICOS,DISCRIMINACION ,REPERCUSIONES PSICOLOGICAS Y PSICOSOCIALES.
Nuestro planteamiento está basado en la hipótesis de trabajo que postula que el quiebre institucional producido por el golpe de estado de 1973 que instauró una dictadura cívico-militar prolongada y que estructuralmente se prolonga hasta la actualidad , afectó a la sociedad en su conjunto, más allá
de la represión, persecución y eliminación de una generación de hombres y mujeres que apoyaban y defendían un proceso histórico social de cambios o que combatían a la dictadura posteriormente.
Los hijos e hijas de personas que fueron detenidas y cuyo paradero se desconoce hasta la fecha, así como de quienes fueron ejecutados, y del mismo modo los hijos de militantes que vivieron largos períodos de clandestinidad que imposibilitaban una normal convivencia familiar, son aquellos, a quienes más allá de sus ideologías, credo, genero o generación, lugar de nacimiento, pertenencia étnica o partidaria, queremos convocar.
Esperamos que este llamado tenga un amplio eco y se esparza como flores en el viento….
Adriana Goñi Godoy
Lic. Antropología U.Chile